El día que realicé una ponencia sobre podcast y Apple en TecnologicaSC gracias a un iPhone 5

Un día cualquiera, por la mañana, hora del café en el trabajo, abro Mail y recibo uno muy llamativo desde el formulario de Ricky.es del evento TecnologicaSC. Desconfío, me pienso en sí contestarlo o no (no es el primero que recibo de este tipo). Consulto con un compañero, contesto. Semanas después estoy encima de un escenario ante casi 1000 personas en un evento que es TT nacional.

¿Estás acostumbrado a hablar ante mucha gente? No, le respondí a Alejandro -La persona que me contactó y del cual le estoy muy agradecido- Yo estoy acostumbrado a que me escuche mucha gente, pero no a hablar ante ellos. La dinámica que uso cada día es hablar al micrófono y al iPad, sin nadie en la habitación.

Para relajarme, Alejandro tuvo a bien ponerme en situación en cuanto al evento, la magnitud en redes sociales que este provocaba y una lista de antiguos ponentes que habían visitado la isla para ponerse encima del escenario. Desde Chema Alonso, Risto Mejide, Manel Fuentes, Màxim Huerta, Carlos Jean, Adolfo Domínguez, Juan Luis Polo, Nacho Escolar o Eduardo Arcos.

Alejandro me contactó para hacerme la propuesta de acudir al evento para realizar una ponencia sobre Apple y Podcast, además de poder ofrecer algún truco o consejo a los asistentes. Básicamente lo que suelo hacer en los episodios diarios de ApleDecir y Cultura Digital, así que la propuesta era “sencilla” de ejecutar.

Retos cumplidos que nunca son suficientes

TecnologicaSC 2019 Ricky Fernández Ponencia

Hace unos cuatro años comencé en el mundo del Podcasting simplemente por tener la cabeza despejada mientras pasaba una baja médica por una operación. Desde la intimidad del salón de casa o desde el asiento del conductor de mi coche me encontraba emitiendo con un iPhone 5, concretamente en directo por pura pereza de no tener que subir el audio posteriormente.

Sinceramente, tenía retos del cual he ido cumpliendo, desde aparecer en portada de Apple Podcast hasta superar en reseñas a algunos de los podcasts que yo seguía. Actualmente en ApleDecir (podcast que se mantiene en espera) tiene 526 valoraciones con una media de 5 estrellas, nada mal y muy superior a la media.

He ido probando formatos, diferentes temáticas, en solitario, acompañado, colaborando con otros usuarios, en directo, grabado, desde el iPad, desde el Mac o incluso desde un iPod. Cuando se llega a la zona de confort hay que reinventarse para seguir teniendo metas, algo que me ocurrió recientemente con el podcast de ApleDecir.

Curiosamente, el podcast que me llevó a realizar una ponencia en TecnologicaSC 2019 celebrado en Santa Cruz de Tenerife. Un reto que nunca me imaginé que realizaría y del cual me pilló por sorpresa, pero una grata sorpresa (a pesar de los nervios).

Volando a Santa Cruz de Tenerife para el evento TecnologicaSC 2019

Nunca imaginé que llegaría un momento como el que pude vivir en TecnologicaSC 2019. Una experiencia muy positiva y del cual sólo me arrepiento de no haber podido estar más tiempo en la isla para disfrutar de ella. No os voy a engañar, Tenerife enamora por todos los rincones por los que pasas. Si estáis pensando en elegir algún destino de vacaciones, no lo dudéis, tenéis que visitar Santa Cruz de Tenerife.

Suelo improvisar bastante en prácticamente todo los que hago, pero una de cosas que he aprendido en mi viaje a Tenerife es que no hagas nada nuevo ante un evento de esta magnitud. Es lo que me ocurrió con las diapositivas que se proyectaron en el teatro. Las realicé en el iPad 2018 (sin LTE) y estas no se sincronizaron por iCloud (en Madrid no tengo red WiFi), así que se quedaron atrás.

Por suerte, gracias al iPad Pro pude rehacer las diapositivas en poco tiempo para enviarlas al personal técnico que estaba en el teatro trabajando hasta altas horas de la madrugada. Incluso algunas las fui adelantando desde el iPhone en el avión, aunque poco pude hacer ya que estuve más tiempo charlando con algunos pasajeros del mismo. Una vez instalado en el hotel de Tenerife, era el momento de trabajar sobre ellas.

Desde que aterrizó en la isla todo fue sobre ruedas, la organización lo tenía todo perfectamente coordinado. Desde el vehículo que nos recogía en el aeropuerto (con el típico cartel con tu nombre) hasta el propio hotel y las reservas en restaurantes. Sinceramente, personal 100% profesional y realmente atentos para que nuestra estancia fuese lo más placentera posible.

Llegó el momento de subirme al escenario

Recuerdo que mi ponencia iba a ser después de un pequeño descanso a una hora determinada. Las circunstancias del directo hizo que se fueses retrasando todo, incluida mi ponencia. Todo esto se traduce en un mar de nervios que iba aumentando. Por suerte, el presentador, Miguel Ángel Guisado acababa de regalarme un libro titulado “Presento, luego existo”.

En plan de broma le comenté que debía entregármelo con más antelación, pero haciendo uso de su profesionalidad, me regaló algunos tips para relajarme y para que todo fuese rodado. De aquí se lo vuelvo a agradecer porque sinceramente me ayudó bastante.

Llegó el momento de subir al escenario de TecnologicaSC en el Teatro Guimerá, a medida que me preparaban los micrófonos se me venían nuevas ideas para agregar a la ponencia. La improvisación estaba en marcha siempre dependiendo de la reacción del público. Si estos reaccionaban a algunas bromas o pequeñas peticiones como enseñar su smartphone, todo iría bien.

No, los nervios no cesaban pero me sentía cómodo ante las casi 1000 personas que llenaron el teatro. Comienzo la ponencia sabiendo que familiares, amigos y oyentes me estaban viendo en directo. Justo antes de salir al escenario recordaron que éramos TT en Twitter (número uno en tendencias de lo más hablado en la red social) con #TecnológicaSC. Tenerife se había convertido en el punto de mira tecnológico a nivel nacional. Por supuesto no me sirvió para relajarme, pero sí para intentar ser lo más creativo posible.

Improvisación

Ese vértigo de estar ante tantas personas por una parte es bueno. Te mantiene activo, sabes que han sacrificado su tiempo para descubrir algo que puedes aportarles. Además de poner voz y ser una cara visible a un formato que en España todavía no ha terminado de despegar como es el podcasting.

Hablé demasiado deprisa, dejé cosas atrás, me repetí y eso repercutió en el tiempo máximo que debía estar en el escenario, 20 minutos. Para cumplir ese tiempo establecido, decidí interactuar con el público haciendo una ronda de preguntas. Por suerte, varios de los asistentes estaban interesados en realizar preguntas.

Las solventé y cuando quise darme cuenta me pasé del tiempo, momento de risas en el teatro y del cual aproveché para lanzar una última broma sobre mi chaqueta. No hay mejor recuerdo para ti y para el público que despedirte con una sonrisa o con alguna broma. A pesar de los nervios y de la improvisación, parece que todo salió bien, al menos con un público contento, con conceptos aprendidos y dudas resueltas.

La moraleja de todo esto es que no importa con que realices tus proyectos y cómo le puedes dar la vuelta a un mal momento para sacar algo positivo de ello. Si yo en un momento malo no hubiera cogido el iPhone 5 para comenzar a hacer mis propios podcasts, posiblemente no me hubiera subido al escenario de TecnologicaSC para cumplir un sueño. Así que simplemente, hazlo.

Anterior

Apple cambia por completo el concepto del iPad tal y como lo conocemos con iPadOS

Así puedes incrustar un reproductor podcast de Spotify en WordPress

Siguiente

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies