Únete a mi Podcast Plus

Editorial

iPadOS: Cuando un SO puede llegar a emocionarte

No han pasado ni 24 horas desde que Apple lanzó iPadOS, el sistema operativo orientado al iPad. Es una evolución de iOS pero con apartados específicos para el iPad, ya no es un iPhone grande -como algunos lo llamaban- ahora es un iPad con identidad propia. No lo voy a negar, me llegó a emocionar el cariño que le habían dedicado a este apartado.

El iPad es un dispositivo realmente incomprendido para muchos usuarios. No voy a negar que no esté de acuerdo en todo, pero ofrecer una versión de macOS en el iPad no tendría ningún tipo de sentido -al menos para mi-. Básicamente tendríamos un Mac con pantalla táctil y yo no quiero eso, quiero iOS adaptado al iPad y ayer Apple concedió ese deseo con iPadOS.

El evento de la WWDC 19 lo viví como un verdadero día de Reyes Magos para los más pequeños. Horas antes del evento dejé Twitter a un lado, no lo abrí ni siquiera durante el evento. No quería sorpresas, no quería ver un evento en el que iba descartando las posibles filtraciones, quería sorprenderme, vivir “la experiencia” para sorprenderme (como así fue).

Las WWDC son especiales, no sólo para los desarrollares, también para el usuario común, ya que ahí es donde nace la experiencia de usuario. En hardware hay poco margen de maniobra para llegar a sorprender, pero en software es otra historia. No me avergüenzo de decirlo, pero incluso pedí el día libre en el trabajo para ver el evento en condiciones (si no tendría que verlo desde el tren con los cortes de LTE que esto supone). Sin duda, mereció la pena.

Ahora el iPad es aun mejor con iPadOS

Hace un par de años decidí usar el iPad como equipo principal. La decisión fue personal por varios motivos, desde la movilidad hasta la estabilidad que ofrecía iOS y las Apps que ofrecía gracias al trabajo de los desarrolladores.

Este camino no ha sido muy llano, me he encontrado muchas piedras por el camino por dos motivos principales, el intentar emular las mismas acciones que hacía con macOS y las propias limitaciones que ofrece iOS para realizar ciertas acciones. Realmente ese es el problema, intentar emular las mismas acciones que en macOS en vez de descubrir lo que iOS podía ofrecernos. Así que tuve que parar, interactuar y comprender lo que Apple quería transmitir realmente con el iPad.

Para llevar a cabo este proceso decidí sentarme con mi iPad y explorar todas las funciones que este ofrecía e intentar solventar algunos problemas que me iba encontrando, así que lo mejor era comenzar de cero. Prácticamente igual que lo haría con un sistema operativo nuevo, pero en esta ocasión con el añadido de que tenía que trabajar en vertical en vez de horizontal.

La actividad principal era la de redactor en páginas web, producción de podcast y realizar algunos vídeos. Cuando ya conseguí una configuración óptima para estos cometidos, decidí explorar más campos. Por ejemplo como la maquetación de mi página web o convertir el iPad en mi “Todo en uno”. Es decir, herramienta de trabajo, productividad y ocio.

Actualmente resido en Madrid en días laborales. El día que me tuve que trasladar, lo tenía claro, sólo me acompañaría el iPad. Ya tenía una base sólida para continuar mi trabajo desde cualquier lugar. Ahora llegaba el momento de eliminar barreras sin necesidad de usar un PC o macOS. Se podría decir que el 95% de las acciones que yo necesitaba las había conseguido. Pero cuando ya estaba en mi zona de confort, llegó Apple con su WWDC 19 y rompió todas las reglas (gracias).

Primeras horas con iPadOS

La experiencia de usuario con este nuevo sistema operativo desarrollado por Apple es increíble. A pesar de que estamos en la primera beta para desarrolladores, la experiencia de usuario prácticamente ha cambiar a mejor. Hay muchos gestos que nos facilitan esta experiencia, pero además podemos disfrutar de novedades que muchos usuarios llevaban pidiendo desde hace bastante tiempo. Se podría decir que iPadOS está basado en estas exigencias, es decir, que Apple ha escuchado a sus clientes.

Los nuevos gestos, la posibilidad de trabajar en una multitarea más práctica con muchas apps, el disfrutar de Safari como si lo hiciéramos en macOS. La posibilidad de conectar un disco de almacenamiento con Archivos, el aumento de seguridad en las apps, la “nueva” pantalla de inicio, la nuevas funciones con el Apple Pencil, un teclado flotante y un sinfín de novedades más, hacen que confirme lo que os comentaba al principio de este post, iPadOS emociona.

Apple no sólo ha añadido nuevas funciones, también ha realizado un trabajo bastante bueno en lugares no tangibles, como la apertura de apps más rápidas y con menor peso. No podemos olvidar tampoco la obsesión de Apple para que usemos sus dispositivos de manera segura, sin compartir los datos con terceros, lo que ocurra en nuestro iPad, se queda en el iPad.

Todo ello hace un conjunto de sensaciones muy positivas, tanto que actualmente me encuentro como un niño pequeño con un juguete nuevo. Insisto, no lo niego y no me avergüenzo de decir que esta WWDC con el lanzamiento de iPadOS me ha emocionado. Hay quien lo hace con un partido de fútbol o una película, en mi caso ha sido el nacimiento de un nuevo sistema operativo para el iPad, iPadOS.

Post relacionados
Editorial

El día que realicé una ponencia sobre podcast y Apple en TecnologicaSC gracias a un iPhone 5

Editorial

El porqué de “Cultura Digital” en un nuevo podcast

Editorial

Toca aplicar lo aprendido de los grandes, comienzo mi propio medio, Ricky.es

3 Comments

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies