Únete a mi Podcast Plus

Análisis

Smart Lock 2.0 de NUKI convierte tu puerta tradicional en inteligente

Smart Lock 2.0 de NUKI es una cerradura electrónica que nos permite convertir nuestra puerta de casa, oficina o cualquier habitación en inteligente. Gracias a esto podemos convertir nuestro smartphone o Apple Watch en nuestra propia llave de casa.

Por supuesto, también podemos seguir abriendo la puerta con una llave física, pero digamos que ahora tenemos más opciones y no tendremos que dejar la llave a un vecino por lo que pueda pasar. Pero no solo eso, Smart Lock 2.0 de NUKI es mucho más, te lo garantizo.

Antes de nada, decirte que no necesita ningún tipo de instalación ni obras, algo que es de agradecer, ya que este tipo de accesorios dan cierto respeto tratándose de algo tan delicado como el acceso a nuestro hogar.

Nos voy a engañar, yo tenía muchas dudas sobre este producto, hasta que he podido instalarlo en casa e ir eliminando todas las dudas al respecto. El producto ha sido cedido por la propia marca de NUKI, pero ya os adelanto que tras probarlo y dado el visto bueno por el resto del núcleo familiar, haré la respectiva compra.

¿Para qué sirve?

El Smart Lock 2.0 de NUKI sirve para convertir nuestra cerradura en inteligente. Gracias a esto lo podemos integrar con los demás dispositivos de casa compatibles, ya sea HomeKit de Apple, Alexa de Amazon o el propio asistente de Google.

Las posibilidades son infinitas, desde el control y acceso de una vivienda que alquilemos con Airbnb hasta crear automatizaciones en nuestra propia casa dependiendo de si estamos en ella o no. Además, podemos crear accesos a personas por un tiempo limitado o de manera permanente para que puedan entrar sin necesidad de darle una llave física.

Algo que para mi me ha resultado bastante útil, es la posibilidad de acercarte a la puerta y que esta se abra sola. Cualquiera que tenga o haya tenido niños pequeños, sabrá lo que significa esto cuando el peque se ha quedado dormido en el coche y tenemos que llevarlo en brazos. No, no se despertarán porque el ruido que realiza es aceptable, básicamente el miso nivel que un manojo de llaves girando la cerradura.

Gracias a la geolocalización o la WiFi de casa, podemos programar acciones con nuestro sistema domótico particular. Lo interesante de esto, es que NUKI no ha cerrado la puerta (nunca mejor dicho) a ningún asistente virtual, por lo tanto es compatible con los tres mayores proveedores del momento: Google, Apple y Amazon.

¿Para quién va dirigido?

Este producto está dirigido para cualquier tipo de usuario, vivienda y negocio. No tiene un perfil concreto, ya que en cuatro paredes existe al menos una puerta de entrada o de salida. Esto se traduce en que cualquier tipo de usuario puede utilizarlo en casa o en su propio negocio.

Evidentemente, si eres un usuario al que le gusta la tecnología, seguramente querrás tenerlo para aprovechar al completo tu casa inteligente y por supuesto, todos los dispositivos que utilizas en el día a día y olvidarte de las llaves físicas para dar la bienvenida a la era digital en este tipo de productos.

Haciendo honor a la realidad, cualquier persona podría tenerlo en su casa ya que se trata de un dispositivo que incrementa la seguridad de nuestra vivienda y está diseñado para que su utilización sea realmente fácil con una aplicación muy sencilla que nos guía paso a paso con explicaciones muy claras.

Ahora que estamos confinados en casa y debemos tener cuidado en tocar los objetos de las zonas comunes de nuestra vivienda (interruptores, botón del ascensor, picaporte del portal…) el Smart Lock 2.0 es perfecto para abrir el portal de casa desde el Apple Watch o desde el smartphone. De este modo, disminuimos el riesgo de contagio al no tocar las zonas comunes más sensibles.

Lo que debes tener en cuenta

El Smart Lock 2.0 de NUKI no es un sustituto de la cerradura de casa tradicional, es un complemente que nos permite controlar una cerradura tradicional en la distancia y añadirle perfiles de usuarios y controles de seguridad. Es decir, la cerradura normal de casa la seguiremos manteniendo exactamente igual y podemos seguir usándola con nuestra llave sin ningún tipo de problemas.

Existen dos tipos de cerraduras, las que tienen un sistema de emergencia y las que no. Diferenciarlas es muy sencillo, si puedes dejar puesta la llave de casa desde el interior y a la vez abrir desde el exterior, tu cerradura tiene el mecanismo de emergencia. Este sistema empuja la llave interior para poder abrir desde fuera.

Si la cerradura de tu casa no permite abrirla desde el exterior si tiene la llave puesta desde dentro, entonces te recomiendo encarecidamente que cambies la cerradura por una con sistema de emergencia. No te preocupes, sustituirla sólo requiere de cinco minutos y no son caras. Simplemente debemos quitar un tornillo del marco de la puerta y empujar la cerradura a un extremo con la llave puesta.

En mi caso particular, mi cerradura no tenía el sistema de emergencia, pero NUKI piensa en todo y nos ofrecen una cerradura compatible con nuestra puerta y por supuesto, con el Smart Lock 2.0. Simplemente debemos decirle la medida de la misma, en su web viene todo muy detallado. Pero insisto nuevamente, si no tienes este tipo de cerraduras, NO INSTALES el Smart Lock de NUKI ya que no tendrás la opción de abrir con una llave física.

Para poder operar con el Smart Lock 2.0 fuera del rango del Bluetooth, necesitamos un Bridge (un puente). Básicamente es un accesorio que va enchufado a la luz y hace de enlace entre la cerradura inteligente y los servidores de NUKI cuando estamos fuera de casa. Si no tenemos el bridge, sólo podremos realizar acciones locales y no tendremos acceso de manera online.

Instalación (sin obras)

La “no” instalación no requiere más de 3 minutos. Si hemos verificado que nuestra cerradura tiene el sistema de emergencia, simplemente debemos comprobar el saliente de la cerradura. NUKI nos ofrece dos pletinas de metal dependiendo del espacio saliente.

Están marcadas como “A” y “B” en la propia pieza de metal. La variante “A” está pensada para aquellos cilindros (cerradura) que sobresalen al menos 3mm. Esta se acopla al cilindro y se atornilla en tres puntos con una llave Allen (incluída).

Si nuestro cilindro sobresale menos de 3 mm, tendremos que usar la pletina de metal “B” y pegarlas con la cinta de doble cara incorporada en la parte posterior de la misma. Si estás de alquiler, no te preocupes, ninguna de las dos opciones deja rastro ni desperfecto en la puerta o la cerradura.

Esto último es importante porque podremos modificar la instalación tantas veces como queramos, ya que no es una instalación fija. De igual manera, cada vez que la instalemos, quedará bien fijada para evitar desgastes o un incremento mayor de las baterías.

Aplicación y web

NUKI desarrolló una plataforma para que podamos controlar el Smart Lock desde cualquier lugar y desde cualquier dispositivo. La idea es no tener ningún tipo de restricción en el caso de que tengamos que acceder a alguno de de sus servicios.

En la versión de iOS se puede observar que tiene un ritmo bastante bueno en cuanto a actualizaciones, algo que es de agradecer cuando se trata de un sistema de seguridad como este.

Desde la propia aplicación podemos dar y quitar accesos y privilegios a terceras personas. Simplemente debemos compartir un enlace con un número se seguridad aleatorio que se asigna a cada usuario.

También podemos controlar todos los parámetros del dispositivo y recalibrarlo en caso de que sea necesario. Podemos gestionarlo todo, desde la rotación de bloqueo hasta el estatus del servidor. Es importante verificar que tienes la última versión de software de la aplicación y del firmware del Smart Lock 2.0.

En esto último no te preocupes si no estás seguro, ya que la app te mostrará un aviso en caso de que exista alguna novedad. Como recomendación, para acortar los “tabs” hasta llegar hasta nuestra cerradura, debéis añadirla como favorita. Así la tendréis siempre a la mano cuando abráis la app de NUKI.

Si estamos en nuestro trabajo o no disponemos del smartphone, podemos ejecutar acciones directamente desde la web de NUKI. Ahí ya podremos dar acceso a terceros, comprobar el estado de la cerradura o verificar los parámetros.

HomeKit, Alexa y Asistente de Google

Una de las grandes ventajas a la hora de elegir un cierre de este tipo, es la posibilidad de que se integre con nuestro asistente virtual inteligente favorito. Esto es importante porque no todos lo incluyen, pero NUKI va un paso más allá y nos permite hacerlo con hasta 3 de los más conocidos.

Apple con HomeKit, Amazon con Alexa y Google con su asistente son los grandes sistemas que podemos integrar con el Smart Lock 2.0. Efectivamente, no sólo un asistente, sino con hasta 3, además del propio servicio de NUKI.

La configuración es realmente sencilla, en el caso de HomeKit, el Smart Lock viene con un código QR para que apuntemos con nuestra aplicación de cámara y automáticamente se integre con el servicio.

La importancia de tenerlo todo centralizado bajo un mismo dominio es un plus adicional y posiblemente una fuerza de peso importante a la hora de elegir un sistema de cierre inteligente. Insisto en que NUKI nos ofrece los 3 más conocidos para que podamos integrarlo con el resto de dispositivos y accesorios que ya tengamos configurados en casa.

Apple Watch

El Apple Watch también es compatible con el Smart Lock 2.0, pero aquí tengo un sabor agridulce. En mi caso, soy usuario de la versión LTE, lo que me permite estar conectado a internet sin necesidad de llevarme el Apple Watch conectado al iPhone.

Es cierto que funciona a la perfección y es bastante cómodo salir de casa sin llaves e incluso sin smartphone, sólo con el Apple Watch para abrir la puerta de casa, pero en el caso del Opener -accesorio independiente que se conectar al interfono de casa-, no es posible a no ser que estemos conectados al iPhone.

Es decir, si llevo el Apple Watch conectado al iPhone, puedo abrir el portal de casa, pero si no lo llevo, sólo puedo abrir la puerta de casa, pero no puedo acceder desde el portal. Algo que la verdad no comprendo y que espero que se solucione con alguna actualización de software o firmware.

Para todo lo demás su funcionamiento es impecable. Me avisa cuando me alejo de mi casa, me avisa cuando me estoy acercando para abrirme la puerta de casa cuando esté frente a ella y me avisa de cualquier anomalía.

Sí, hemos pasado de cambiar la llave física al smartphone y rápidamente a llevar las llaves de casa en nuestra muñeca y sin necesidad de tocar la puerta para evitar contagios. Esto es simplemente espectacular.

Auto Unlock, la función mágica

Esta función es un potencial increíble para Smart Lock 2.0 ya que nos permite abrir la puerta cuando nos estamos acercando a ella o echar el cerrojo cuando salimos de un rango de espacio determinado. Ambas opciones son completamente configurables por el usuario.

Si optamos por activar Auto Unlock, podemos optar por cerrar la puerta con un giro de 360 o 720 grados, es decir, dar una vuelta para echar un pestillo o una doble vuelta para obtener la máxima seguridad. Cuando abandonamos la “georeferencia” podemos configurar las acciones que deseemos o simplemente no hacer nada.

Tengo que destacar que para activar las funciones de Auto Unlock, hay que salir del radio de acción y alejarnos, como mínimo el espacio fijado (20 metros). Ojo, esto no quiere decir 20 metros del Smart Lock 2.0, esto significa la distancia fuera del rango de acción de la “georeferencia”, que es diferente. Igualmente, podemos establecer unos parámetros personalizados que van desde los 20 hasta los 1.000 metros.

Cuando salgamos del espacio establecido, recibiremos una notificación (si la tenemos activa) informando que nos hemos alejado de nuestra casa por si queremos realizar alguna acción. En el momento que nos acercamos a ella, igualmente nos avisará por si queremos que esté preparado para abrirnos la puerta de manera automática. La comprobación puede hacerla mediante el GPS o por la propia WiFi de casa.

Hablemos de la seguridad del Smart Lock 2.0

Cuando he comentado algo de las pruebas que estoy realizando, una de las preguntas mas frecuentes es que ocurre si se le acaban las pilas. Bien, efectivamente el Smart Lock 2.0 incorpora 4 pilas en vez de batería. Esto está pensando para que no tengamos que depender de una batería propietaria y en el caso de que esta se estropease, no podamos usar el dispositivo.

Las pilas (incluidas) tienen una gran duración, la media son varios meses. Evidentemente, esto dependerá mucho del uso que le demos, pero es difícil quedarnos “tirados” por varios motivos. Primero porque cuando las pilas estén al 20% de su capacidad, recibiremos una notificación, momento recomendado para cargarlas o sustituirlas por otras. Si hacemos caso omiso y llegamos al límite de su autonomía, podremos seguir abriendo la puerta con la llave física.

En cuanto a la propia seguridad del dispositivo, NUKI ofrece diferentes informes en su página web en el que acreditan los protocolos de seguridad. Pero para hacer un resumen rápido y convincente de ello, es compatible con HomeKit de Apple. Apple tiene unas normas muy estrictas de seguridad para que las empresas puedan tener compatibilidad con HomeKit, de ahí también que el producto final se encarezca.

No, nadie podrá abrir la puerta utilizando un comando de voz. Esto ya depende de cada asistente virtual que utilicemos. En el caso de los dispositivos de Apple, esta posibilidad es prácticamente nula gracias a que Apple sólo lo permite con dispositivos iOS y iPadOS mediante el reconocimiento facial, con huella dactilar o un código en el propio dispositivo. Es decir, por motivos de seguridad no podemos usar el HomePod o SIRI Remote del Apple TV.

9.7

Recomendado

Posiblemente la mejor opción para convertir tu puerta en inteligente.

La mejor opción en cerraduras inteligentes

9.7

Pros

  • Diseño
  • Compatibilidad con asistentes virtuales
  • Facilidad de uso
  • Seguridad

Cons

  • Precio
  • Opener no es compatible con HomeKit
  • Por la noche el ruido es algo elevado
Comprar con oferta
Post relacionados
Análisis

El monitor 4K 32UD59-B de LG no defrauda

Análisis

Logitech presenta sus respetos al audio con la gama PRO X

Análisis

Logitech SLIM COMBO MK470: El mejor aliado para el iPad Pro en modo escritorio

Análisis

Una semana con el nuevo iPhone 11 Pro Max

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies